Acogedor, Original, Auténtico...

¿Has pensado alguna vez cómo sería tu hotel rural ideal?


Seguramente no sería igual para un viaje en familia con niños pequeños que para una escapada con tu pareja o unos amigos.

En La Casa de Adobe lo tenemos claro. Aquí los espacios y los ritmos se adaptan al turista adulto que viaja sin niños y busca la tranquilidad y el descanso.

¿Somos lo que estás buscando?

La propia casa es un catalizador de sensaciones y 'buen rollo', y eso lo notarás desde el momento que entres por la puerta.

Con solo cinco habitaciones el hotel ofrece un ambiente tranquilo y casero, sin ajetreos.


Cuatro de las habitaciones tienen cama de matrimonio (150 x 190 cm) y están situadas en la planta alta, con bonitas vistas al jardín, al campo o al pueblo.

La quinta habitación tiene dos camas sencillas (90 x 190 cm) y está situada en un rincón tranquilo de la planta baja. Esta habitación es especialmente amplia, siendo practicable para usuarios de silla de ruedas, y aquí podemos instalar una cama supletoria de 80 cm para ser ocupada por un tercer adulto o un niño mayor.