Acogedor, Original, Auténtico...

¿Has pensado alguna vez cómo sería tu hotel rural ideal?


Seguramente no sería igual para un viaje en familia con niños pequeños que para una escapada con tu pareja o unos amigos.

En La Casa de Adobe lo tenemos claro. Aquí los espacios y los ritmos se adaptan al turista adulto que viaja sin niños y busca la tranquilidad y el descanso.

¿Somos lo que estás buscando?

La propia casa es un catalizador de sensaciones y 'buen rollo', y eso lo notarás desde el momento que entres por la puerta.

Con solo cinco habitaciones el hotel ofrece un ambiente tranquilo y casero, sin ajetreos.